25/6/11

Las cosas cambian, las personas cambian, todo cambia-


Yo, que siempre he estado buscando la perfección, sin duda alguna he sido la peor de todas.
De pequeña, reía, lloraba, me caía pero al menos siempre me levantaba, llevaba mis dos coletitas bien puestas, mi vestido bien liso, y mis zapatitos bien limpios, tenía una media melena rubia y uno preciosos ojos verdes capaces de hipnotizar a quién yo me propusiera.
A medida que el tiempo iba pasando, las cosas cambiaban, no solo en el físico, si no en el interior, aquella pequeña niña, tierna, buena hija, buena confidente, buena alumna fueron cambiando, cambié mi sonrisa verdadera por una de cortesía, mis modales por el atrevimiento, mi saber estar por el coraje, mi vestidito y mis zapatos por una cajeta de cigarrillos, mis coletas por un mechero, mi inocente mirada por una mirada de agárrate y mi melena por una botella de ron.
Una vez hechos los cambios, aunque te digan que nunca es demasiado tarde, me temo que en esta ocasión si lo es, lo hecho está hecho y a lo hecho, pecho.
Att: Carla♥

5 comentarios:

  1. Si tu estas bien como estas no necesitas nada mas =) Aveces los cambios no son para mal!
    Besitos mil!!

    ResponderEliminar
  2. Está genial, todo cambia, para bien o para mal, pero cambia...

    ResponderEliminar
  3. Que incrieble lo que has escrito. Y aunque parezca mal o como quieras llamarlo, si tú estás bien, eso es lo que importa, porque tu vida es tuya :)

    ResponderEliminar
  4. Es increible lo que escribes, pero pura realidad. :)

    ResponderEliminar
  5. super gracioso la carita de homero en la esquina inferior derecha jajaja como regañando si no comentas :)
    LindoBlog y si a veces el cambio es bueno.

    ResponderEliminar