14/8/11


+Y durante todo este tiempo te odié, te odié más que a nadie, te marchaste, maldita sea, me dejaste sola, cuando más te necesitaba.
-Siempre estuve a tu lado, no lo digo por decir. Te levantabas a las 6 y media, aunque tu despertador sonase a las siete, tienes una alarma natural, te volvías y mirabas mi espacio vacío en la cama, me necesitabas, era un nuevo día, y aun tenías esperanzas, seguías viva, te vestías, con malestar general, por no poder pegar ojo como te gustaría, extrañabas mis ojos, mi sonrisa mis brazos, mis te quieros, pero me odiabas, mi ausencia te consumía, llegabas a plantearte el si de verdad todo había valido la pena pero nunca habías tenido el suficiente valor para contestarte a esa pregunta, y hoy, ahora, eres tú la que dejó de buscarme, y yo el que te encontré, ahora lo sé, como siempre lo supe, te amo, y sé que me amas, me da igual que sea tarde, o pronto, me da igual, te amo y lucharé por ti, contra el viento, contra la marea, los sentimientos, la razón y los pensamientos, y tenlo claro, nunca abandonaré la batalla.
Att: Carla♥

2 comentarios:

  1. Me ha gustado esa última reflexión. Adoro a la gente que no se rinde, no entiendo porque todavía existen personas tan poco luchadoras. Tenemos que creer más en nosotros mismos :)

    ResponderEliminar