15/10/11

No te lo creerás, pero quiero decírtelo.

Todas las mañanas, al abrir los ojos, pienso que estás en el otro lado de la cama, incluso a veces al percibir ese aroma a café con tostadas pienso que eres tú, quién se ha despertado 5 minutos antes de que suene el despertador para prepararme el desayuno, sí, eso es en lo primero en lo que pienso al abrir los ojos y en lo último en lo que pienso antes de abrir la mente.
Tú ya no estás, te fuiste, te eché de mi vida, me abandonaste, te abandoné, nos abandonamos. No he recibido una sola llamada tuya en un año ni un mensaje, y sigo amándote, ya, después de tanto tiempo tengo la duda, de si estoy enamorada de ti o de nuestros recuerdos. A menudo suelo pensar en lo fácil que pudo haber sido hacer caso omiso de todo, y centrarme en ti, a día de hoy seguiríamos juntos, amándonos, o quién sabe, quizás la vida nos habría preparado nuevos baches y dos caminos diferentes… Nunca lo sabremos, porque fui yo, quién decidió echarlo todo por la borda, quién decidió coger toda nuestra historia y tirarla por la ventana, y créeme, puede que fueras tú el que sufrió y quién lo pasó mal por mí, pero al menos tú no tenías esa conciencia de que todo lo que hiciste fue malo para los dos, de que pudiste haber ahorrado el dolor, pero no, lo pusiste como plato obligatorio, tú no te pasas todas las noches pensando en un ‘Y qué pasaría si…’ tú no te pasas tu vida pensando en mí, esa es la diferencia, que fui yo quien acabó con todo pero soy yo quien te sigue amando, y tú quien ama a otra, la mala y la culpable, lo he admitido, siempre seré yo, pero que sepas que también soy quién más sufro, por ti, por mí, por los dos.
Att: Carla♥

7 comentarios:

  1. me dolió sentirme más identificada con esta entrada, sobre todo con la parte en que fui yo la que acabó con todo, y ahora me siento muuuuy mal. Escribis excelente! un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Euge
    La verdad este texto intentaba crearlo desde hace algunos días, me gustó el primer párrafo, pero no sabía como continuar, y bueno, ayer hablando con él después de tanto tiempo me inspiré haha :$
    Me alegro de que te gusten mis textos <3
    Un beso♥

    ResponderEliminar
  3. Me siento identificada con la primera parte de la entrada. Yo también me lo imagino ahí, a mi otro lado, mirándome cuando me dé la vuelta, pero no, él está allí, y yo aquí, aunque lo nuestro no terminó :)

    ResponderEliminar
  4. A veces lo peor es tener que sobrellevar el dolor de la pérdida y el sentimiento de culpabilidad. Arrepentirte de lo que hiciste, y darte cuenta de que la culpa es tuya. Y sabes que sólo esa persona sería capaz de borrar ambas cosas, pero también sabes que no volverá.

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  5. Me sentí verdaderamente dentro del texto, me gustó leerte.
    Pásate, te esperamos.
    http://vivanlosidiotasquenoshacenreir.blogspot.com/

    xx,

    ResponderEliminar
  6. LA culpa es un sentimiento que no nos beneficia...Es mejor asumir nuestros errores y pasar páginas, sino te quedás estancada de por vida y dejás de vivir...
    un besote grande!

    ResponderEliminar
  7. @SMSC Si, es como inevitable, no sé, todas las mañanas me pasa lo mismo, caigo siempre en el error, pero bueno, al menos amanezco con una sonrisa en la cara.
    @KrisWeys :$ El dolor se hace insoportable, tan parte de tu día a día que aprendes a convivir con él, como si fuera una parte de tu cuerpo que un día creó sentimientos en ti pero que hoy te destruye, poco a poco.
    @Carlota Gracias por leer y por dejar tu comentario, ahora me paso a leeros (:
    @LaRubiaTarada Debemos asumir nuestros errores, pero es difícil darse cuenta de lo que es error y de lo que es acierto, cuando una persona le ha dado sentido a tu vida, al clasificarla como error todo deja de tener sentido, es un cuento que hay no ha empezado, demasiado difícil :$ Un besazo <3

    ResponderEliminar