28/12/11

Una sonrisa no siempre es felicidad. Una lágrima no siempre es perder.


Como un revolcón en una cama de motel.
Como emborracharse en París.
Como un cóctel en una cantina.
Como una tortuga con prisa.
Como una tormenta torrencial en una playa del caribe.
Como un caracol sacándole los cuernos a la luna.
Como hacer el amor en una ducha en vez de en una bañera.
Como llevar unas Martens en verano.
Como la caja de cigarrillos sin el "Fumar perjudica gravemente su salud y la de los que están a su alrededor" acompañado del "Las sociedades sanitarias advierten: fumar puede matar"
Como raparse la cabeza en invierno.
Como un boceto echo a bolígrafo y sin típex a mano.
Como un tatuaje que se lleve en las venas.
Como una pistola sin balas.
Como una carta sin destinatario.
Como un fotógrafo sin cámara.
Como un pintor sin musa.
Así somos tú y yo, o nos queremos a muerte o matamos por querernos.
Att: Carla

2 comentarios:

  1. Cuántas comparaciones, que son muy buenas, para querer expresar una cosa, está muy bien :)
    Tienes imaginación y talento

    ResponderEliminar