11/2/12

Revélate, incumple las normas, di palabrotas, levanta el dedo corazón cuando te toquen la moral, métete en líos, sonríe y despreocúpate de los problemas, ahuyenta la rutina, y quema tu pasado.

Poco a poco he ido aprendiendo.
Que los mejores discursos no se planean ni meses antes, ni la noche antes, los mejores discursos son improvisados, tú no puedes controlar lo que vas a sentir a las 9 de la mañana de un jueves, ni vas a controlar lo que la gente pueda pensar sobre ti, no esperes una respuesta, no les concedas el poder de que puedan vencerte, vete, haz lo que quieres hacer y regresa a casa, tomate un café, aunque sean las 4 de la madrugada, despiértame si me he quedado dormida y salgamos a fuera, rompamos el silencio de un barrio tranquilo, subamos a la terraza a fumar cigarrillos, cuéntame como te ha ido el día, yo te narraré como nos irá la noche, eh, tonto, que te quiero.
Att: Carla♥

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jajaja, gracias Sara :)
      ME alegro, un besiito y gracias por pasarte :3

      Eliminar
  2. Siento no haber podido comentar pero me habia ido de viaje de estudios del 14 al 18, en Venecia, Florencia y Roma. Has escrito mucho :)
    Bueno respecto al texto el mejor discurso es el que tu has dicho, son los improvisados que salgan de ti que digas lo que sientes en ese momento
    Estoy de acuerdo con que no le debes de dejar a la gente que te tire por los suelos o te destrozen pero lo que no entiendo es lo de revelarte
    El texto esta muy bien me gusta como escribes :)

    ResponderEliminar