16/6/12

-Pensé que querrías saberlo. -Saber qué? -Que alguna vez fuiste feliz conmigo (El efecto mariposa)


Eran dos críos, ella tenía 14 recién cumplidos y él 15, a escasos meses de los 16, se enamoraron, desafiaron todo lo que dos adolescentes podían desafiar, desafiaron la lógica, las leyes de la física, el amor, la familia, los amigos, desafiaron al mundo.
Juntos fueron creciendo, compartieron sonrisas, alegrías, amistad, felicidad, penas, tristezas, lágrimas, miedos, AMOR. Su historia no es como las demás, para ella, él era su primer amor y para él, ella era la chica con la que quería pasar el resto de su vida, esta es la historia de dos adolescentes que por obra del destino en el que ambos no creían se conocieron. Él, un muchacho venezolano y ella, una muchacha española.
Los separaba todo un océano, pero ¿Qué es la distancia cuando se ama? Les atormentaba el no poder tocarse, abrazarse, besarse… pero se amaban y eso es algo que pocas parejas que se besan, se abrazan y se tocan pueden decir. Todo comenzó un 6 de Febrero ya perdido en el tiempo.
Ella, en aquel entonces era atrevida y él todo un caballero, conectaron desde el primer momento, se pasaron horas y horas hablando, hasta las 6 y media de la mañana (hora española), hablaron de todo, del amor, de la amistad, de los sueños, del futuro, de los miedos, de sus familias… Ella le confesó que le gustaba su forma de ser y él le confesó lo mismo, así que puede decirse que la relación entre ellos dos se inició por un acuerdo mutuo. Los meses fueron pasando, la familia de ella no aprobaba esa relación, se enteraron con el paso de los meses, ya que ella pasaba demasiado tiempo en el ordenador con esa sonrisa tan típica de los enamorados, sus amigas tampoco lo entendían, ella lo quería, cuando hablaban era como si el resto del mundo pasara a un segundo plano, solo estaban los dos, cuando se veían por la cam y lo veía sonreír… se pasaba minutos embobada mirando el contraste de sus blancos dientes con la oscuridad de su piel, se enamoró, no quería, pero se enamoró y él se enamoró de ella, y se enamoraron y dios mío, decidieron ir en contra del mundo y cada vez se querían un poco más, y cada día se enamoraban más y más, y cada noche confiaban más el uno en el otro y cuando ella estaba mal él siempre le sacaba una sonrisa y cuando él se sentía distraído ella siempre lograba alejar las preocupaciones de su mente, ninguno de los dos creía en las almas gemelas, en las medias naranjas ni en el que existiera otra persona en el mundo que pudiera completarlos, pero la verdad es que cuando estaban juntos, cuando hablaban, cuando se escuchaban sentían que todo era perfecto y ambos tenían la sensación de que por primera vez todo podría ir bien, pero la historia se terminó, nada empezó a ir mal, eso era la parte más dura, ella tuvo que terminar con él, porque a su padre no le gustaba esa relación, pero en realidad ella sabía que no lo hizo por eso si no porque le daba miedo, estaba aterrada, aterrada de que cualquier día todo se fuera al traste, y como la ilusa más grande de todas creyó que si lo dejaba ahora podía evitarle a su corazón un mal mayor, se equivocó porque los meses fueron pasando y con el paso del tiempo logró comprender que solo podría amarlo a él, hubo otros, por supuesto y para él hubo otras pero ninguna de sus parejas logró sustituir al otro, porque ahora sé que es cierto “A veces se desprende más energía discutiendo con alguien a quien amas que haciendo el amor con alguien a quien aprecias” y quién sabe puede que el destino en el que ninguno de los dos creía vuelva a juntarlos de nuevo y puede que entonces, ambos estén preparados para ello, hasta entonces dejadme deciros que esa chica era (y sigo siendo) yo, y puede que esto se quede en una larga confesión o puede que algún día me canse de recordar y de ver que nunca nada volverá a ser lo mismo y le pase este texto como si en realidad un texto tuviera la capacidad de gritar un: “Eh, sigo enamorada de ti ¿Te acuerdas de mi? Te quiero”
Att: Carla♥

4 comentarios:

  1. Que bonito pero al mismo tiempo triste, te entiendo en lo que quieres decir ya que yo he pasado por algo parecido. ¿Te doy un consejo? No dejes de amar a esa persona si tu crees que es la más indicada para ti, aun que haya distancia por el medio, por que como se dice "uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde". Muchos besitos amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejaré de hacerlo, tampoco creo que sea capaz :$
      Gracias por el consejo Érika, un besazo :)

      Eliminar
  2. Que pedazo de historia. De principio a fin sin palabras. A veces las cosas pasan, pasan realmente porque tienen que pasar, pero eso no significa que lo puedas cambiar. Vive tu vida, y lucha por lo que quieres :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra historia :$
      Seguiré luchando por él, lo tengo claro :)

      Eliminar