16/7/12

Percibimos la vida sólo desde un punto de vista. Cuando cambiamos ese punto de vista, nuestra vida cambia.

Un jersey de lana en un frío mes de Enero, acompañado de una buena taza de café caliente. Una llamada cuando estás a punto de entrar en la ducha. El típico personaje que se tira en bomba a la piscina y que moja a los que están tomando el sol. Algo tan simple como ver un amanecer en la playa con la persona que amas. Ver las carcajadas desinhibidas de un niño que no teme a nadie. Que tu única preocupación al final del día sea la de preguntarse si el mañana va a ser aún mejor que hoy. Ver a tu hermana feliz con algo tan absurdo como con una serie de dibujos animados. Que se preocupen por ti, que te quieran, amar y ser amado, con todos los términos y consecuencias que esa palabra nos traiga, dar, sin esperar a recibir, renacer cada día y ser siempre tú misma, si no sabes lo que puedes hacer, créalo.
Att: Carla♥

1 comentario:

  1. Esta entrada me ha inspirado para terminar una que tenía sobre los pequeños placeres de mi vida. Me gustaría que te pasaras. Me sigue encantando tu manera de escribir, me siento tan identificada muchas veces, de verdad, enhorabuena.
    Un besazo. María :))

    ResponderEliminar