26/7/12

Si el monstruo te da miedo ¿por qué le das de comer?

¿Cómo que si creo en los monstruos? Cariño, hay dos tipos de monstruos, unos están en tu cabeza y acabarán contigo y otros... bueno sólo tienes que salir a la calle, ellos también acabarán contigo, pero de otra manera, harán que confíes en ellos, tú harás que te prometan cosas que sabes que no van a cumplir pero que te harán sentirte bien, harán que los quieras, que confíes más en ellos que en ti misma y ahí empiezan tus propios monstruos, esos monstruos, los tuyos se alimentan del miedo, del temor, de los fracasos, de tu inseguridad, de tus intentos en vano de ser fuerte y se resumen en una sola frase, en que nunca serás suficiente. Cuando los monstruos de calle (vamos a llamarlos así) te tienen en la palma de su mano y los valoras más a ellos que a su propia vida, se largan, algo pasa, un conflicto sin importancia y se evaporan, al igual que el café se enfría, que el humo se disipa, que la nieve se derrite ellos desaparecen y tú sacas tus monstruos interiores, esos que hacen que te preguntes si fue culpa tuya y cuando tengas asumido que fue culpa tuya te llenan de más y más inseguridades, esos, esos si que son peligrosos y déjame decirte que si intentas matarlos con la bebida a la mañana siguiente cuando tengas resaca no pararán de gritar y tendrán más fuerza que nunca, cariño, si te asustan no los alimentes, tienes que acabar con ellos antes de que ellos acaben contigo.
Att: Carla♥

2 comentarios:

  1. Ay tantos monstruos! Y cada uno tenemos los propios, hay que saber como vencerlos, porque a veces pueden parecer más fuertes que nosotros mismos. Buenisima entrada, un beso!

    ResponderEliminar