27/2/13

Wish you were here.

Siempre te deberé más de lo que puedo ofrecerte. Y aún más por decirme que no te debo nada.
¿Recuerdas? creo que entonces tenía 13 años y aunque apenas era una cría lanzaba miradas de desafío a cualquiera con el que me encontrara por la calle, buscaba problemas, créeme, los conseguí.
Creo que fue a los 14 cuando empecé a sentirme sola, empecé a sentir que sobraba y todo lo que necesitaba era una mirada  aunque fuera de un extraño de comprensión, cada vez me costaba más aguantar hasta llegar a casa para llorar, hasta que no pude y estallé. Ni siquiera recuerdo lo que me pasó para que rompiera a llorar de esa manera pero fue en ese pequeño instante cuando todo mi mundo se hizo añicos, y allí estabas, no pedías nada, nuestra relación siempre fue especial, la mayoría de las veces no hablábamos, bastaba una mirada, un gesto, un abrazo o que me cogieras de la mano para comprender más de lo que cualquier persona que ni lo sienta querría decir.
Estabas ahí cada día y también cada noche intentando subirme la autoestima, empecé a valorarme, ni siquiera ahora sé cómo pero me hacías bien. Algo pasó. No sé el qué, supongo que lo jodí, como siempre, entonces te fuiste, ¿tienes idea de cómo me dejaste? Me destruiste. Estaba mal antes de conocerte pero es peor el saber que existes y no poder estar contigo, el saber que estás en algún lugar y que no sea aquí. Joder. Sea lo que sea, podremos con ellos, lo arreglaremos, pero vuelve.
Wish you were here.
Att: Carla

2 comentarios: