5/4/13

Come please, I'm calling.

Mi orgullo siempre fue lo primero.
Desde pequeña me hice notar, también me despreciaron muchas veces, no te confundas, aunque tenga orgullo mi autoestima está enterrada, la oculto, bajo una gran coraza, siempre verás una sonrisa en mi cara, me verás feliz, muchas veces anhelarás mi felicidad pero es todo fachada y eso duele vente veces más que mostrar como estás, pero oye, orgullo, no dejaré que me veas llorar. Así tenga que tragarme las lágrimas, no nos pondré en ese compromiso porque tú tendrías que hacer como si yo te importara y yo tendría que contártelo como si pudieras ayudarme.
Mi orgullo iba por delante, me sentí pisoteada muchas veces, despreciada, sustituida y le puse esa situación, entonces llegas tú, con esa arrebatadora sonrisa. Parecía que tenías la ciudad entera a tus pies y aún después de tenerlas más fácil y que merezcan más la pena que yo te empeñaste, yo no confié, el amor es como un juego, eso decían, y no soportaría que jugaran conmigo.
Llegó un punto en el que me tragué todo mi orgullo, ya no me importaba ni el que pensarán ni el que dirán, porque éramos tú y yo, nadie más.
Guess what? Pestañeé y ya no estabas, así de rápido, como un chasquido de dedos, desapareciste. El problema ya no es el orgullo, ni siquiera me importa. El problema es que te quiero, y creo que eso es peor que una crisis económica a nivel mundial porque es una crisis interior.
Como levantarse de madrugada para ir al baño a oscuras e ir tocando la pared con la esperanza de encontrar el interruptor, así camino yo por la vida, mirando cada persona a los ojos desafiante como si en una de ellas pudiera encontrarte a ti, y créeme lo he probado, y más que miradas, he terminado en camas ajenas, pero no me sirvió de nada, ni siquiera cuando llegaba al orgasmos, caer en una cama vacía, porque tú no estás.

No quiero mi orgullo de vuelta ¿no lo entiendes? Te quiero a ti.

Att: Carla♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario