2/4/13

"Rozo con belcro tu piel de terciopelo y todo sigue su camino hasta que lo estropeo."

¡BUENAS NOCHES PRINCESA!

Escucho nuestra canción en un viejo vinilo,
yo estoy tumbada en el sofá,
con un buen libro y en la otra mano una copa de vino.

"Deberías estar aquí" me digo.
Cuando despierto sola en una cama vacía,
cuando tengo que lavarme los ojos por las mañanas con agua fría,
y me doy cuenta de tu ausencia, y me despierto,
unos lo llaman mal despertar,
pero joder... si ya no estás...

Deberías estar aquí,
cuando me pongo los cascos y por las mañanas salgo a caminar,
me pierdo entre el tráfico de la ciudad,
la música fluye en mis auriculares, y no necesito nada más.

Es que resulta sarcástico,
yo era la que no necesitaba a nadie,
y ahora sobrevivo a tu ausencia,
la vida no tiene el mismo sabor,
y me jode no encontrar tu aroma en un frasco de colonia.

"Deberías estar aquí",
deberías estrecharme entre tus brazos,
y sostenerme fuerte, como si tuvieras miedo de que pudiera desvanecerme.

Deberías presionar tus labios contra los míos,
y ahí amor, una vez más, deberíamos fundirnos.

Encontrar en el otro la calor,
desprender por cada poro de la piel pasión.

Y es que deberías estar en mi cama cada noche,
deberías despertarte bajo el vaivén de mis caderas,
echo de menos hasta cuando me decías "Eh, tú, ven a mí, pantera."

Escucho la que un día fue nuestra canción,
y lloro por recordarte y no tenerte amor.

Sin ti solo queda una vida triste y gris,
y es que me cueste sobrevivir sin ti.

La canción ya llega a su fin,
no puedo evitar pensar
en lo feliz que sería al verte otra vez por esa puerta pasar.

Att: Carla.


2 comentarios:

  1. Que bonito, tiene mucha rima, y eso es de valorar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gustara!
      He pensado en grabar estos poemas con alguna canción de fondo y subirlos a youtube ¿que te parece :)?

      Eliminar