2/7/13

Me vale más un 'te pienso sacar de aquí por todos mis muertos, joder' tuyo, que toda una vida por París.

Sé que las cosas están jodidas entre nosotros.
Bueno, si te voy a ser sincera, prefiero empezar desde ahora, las cosas están jodidas, entre nosotros y entre lo que a mí respecta con el resto de gente que me rodea.
Pero en fin, antes de que jodamos más lo que tenemos, antes de que mandemos todo a la mierda y nos lleguemos a arrepentir de haber empezado esto quería decirte una cosa.
He estado leyendo textos desde que he empezado a escribir, y sabes de sobra que con escribir no me refiero a desde infantil, sino desde que decidí sacar la basura que tengo dentro sobre el papel. Tenía 13 años ¿vale? [Sabes de sobra que me estoy dejando el orgullo a un lado escribiéndote esto]
No puedo dejar de pensar en ello, mis primeros textos en este ordenador, y tenía 13 años.
Una chavala a los 13 años debe estar haciendo gilipolleces, o siendo una cría o arrepentirse de estar creciendo tan rápido... pero no debe verse obligada a crecer de golpe, no debe verse al límite.
Quiero que me prometas una cosa, pase lo que nos pase. Que cuidarás a la cría insegura de 13 años y asustada que tengo dentro de mí. Sé que te va a resultar difícil y hasta puede que no aceptes porque no te daré gran cosa a cambio, peor en fin, si aceptas, hazme ese último favor.
Te va a costar, te lo advierto, porque va a ser complicado cuidar de la persona que fui y a la vez poner todas tus ganas en luchar contra la persona que soy hoy, pero así entenderás como me siento yo cada mañana al levantarme, como me siento al mirarme al espejo, así sabrás como es un día en mi propia piel.
Te escribo esto y en fin, ya sé lo que haré con esta carta. La meteré en un sobre y te lo daré cuando crea que ya todo ha acabado entre nosotros, sólo te puedo decir: que ojalá me haya equivocado cuando te la de, que ojalá, pase lo que pase, me trague el puto orgullo, o que tú, pedazo de gilipollas, sepas dejar el ego a un lado y saber decirme que me quieres, yo que sé joder, que no nos debería resultar tan complicado estar juntos, si el que nos queremos con locura ha quedado más que demostrado.
Si estás leyendo esto y yo he salido dando un portazo para de leer ¿va? Para, de verdad. Te necesito, muchísimo. No lo voy a aceptar, nunca te lo voy a decir, pero te lo dejo escrito para que te quede constancia. Creo que en la vida he necesitado más a una persona.
Si he salido corriendo de casa es porque ahora mismo estoy llorando y no quiero que me encuentres así, pero en fin, deja que me trague un poco de mi orgullo y que me odie por ello, simplemente, si me quieres chico, si alguna vez lo has hecho, aunque te resulte insoportable muchas veces, si no tienes dudas respecto a tus sentimientos, coge la puerta, y cógela pronto, porque si fui capaz de cerrar la puerta y no veo que viene nadie detrás, no pienso hacer sola el camino de regreso.
Att: Carla♥

3 comentarios:

  1. No debes odiarte por perder el orgullo, es una manera de ceder y quien cede está dando un poco de sí y hace más llevadera una relación, no debes tener miedo a que te toquen el corazón, así, podrán curarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El orgullo es lo único que me queda.
      No me queda autoestima, ni un ápice de amor por mi misma, ni esperanza, sólo orgullo y coraza, y es que sin el orgullo estoy segura de que ya no quedaría.

      Eliminar
    2. Quiérete por lo que eres, que vales mucho, deja tus defectos o te comerán, busca lo que te llene, pero sobretodo quiérete y no te culpes de todo, que las culpas son muy negras.

      Eliminar