14/8/13

Antes. Ahora.

Antes le dabas la mano a mamá. Ahora tu mano sostiene la cuchilla.

Antes papá te contaba cuentos para dormir. Ahora tú último pensamiento al irte a dormir es 'ojalá nunca despierte.'

Antes sonreías y eras feliz al sostener cualquier juguete entre las manos. Ahora sostienes el cigarrillo con los nudillos ensangrentados.


Antes dolor era caerse y llegar a casa con las rodillas raspadas y llorando, entonces mamá te daba un beso en la herida y ya volvías a sonreír y salías corriendo al parque. Ahora el dolor que sientes te lo guardas todo para ti, porque tampoco sabrían entenderte.

Antes tenías amigas, estabais juntas en el parque, en casa, en verano y en invierno, no había mayor preocupación, estaban siempre ahí. Ahora esa misma amiga es la que te cambia cuando estás mal porque el novio la hace sentir bien. ¿Y a ti? Que te den. Eso si, acudirá a ti cuando la relación se termine como si ella hubiera estado a tu lado cuando querías terminar con tu vida.

Antes el zumo de melocotón era tu bebida favorita. Ahora lo es el Jack Daniel's.

Antes el peor insulto era un 'tonta' y lo respondías sacándole la lengua. Ahora lo que más te jode es el 'gorda.'

Antes comías hasta no poder más, y era una señal de orgullo dejar el plato limpio. Ahora no puedes evitar ir corriendo al lavabo después de cada comida a echarlo.

Antes si algún compañero de clase se metía conmigo a ti se te olvidaba siempre que en casa te recordaran que vales. Ahora tienes que poner la música al máximo y todavía escuchas los gritos de tus padres dicéndote que no vales nada.

Y es que antes aunque ahora cueste creerlo fuiste feliz. Tenías momentos, claro. Pero todo era mejor. ¿Y ahora? Te hundes.

Te hundes y quieres que alguien te ayude, que te eche una mano, que se zambulla en el agua por ti, pero te sigues hundiendo. Te sigues hundiendo y nadie te ayuda, y lo peor es que mientras tú te hundes ellos siguen con su vida, no lo quieren ver, mientras te molestes en sonreír ¿para qué molestarse en ver tu mirada perdida y tus ojos llenos de lágrimas?

Y es que 'antes' todo iba mejor.
Y pensar que de pequeños queríamos crecer. Ser altos y grandes y fuertes, invencibles. 

Y  míranos, con la mirada perdida, llenos de heridas.

Att: Carla♥

2 comentarios:

  1. Unas palabras sinceras, del corazón a la hoja. Se lo que sientes. ¿Sabes? Aunque una se sienta más mierda llorando ayuda ahogar las penas con las propias lágrimas deslizándose por las mejillas. Hay gente que te comprende aunque sea a través de una pantalla.

    Mucho ánimo.

    ResponderEliminar