10/9/13

Te fuiste, como se van los días grises.

Ex mejor amiga:
De repente me han invadido los recuerdos y las nostalgias.
No de quienes somos o de quien podremos llegar a ser. Sino de lo que fuimos.
Y me han golpeado dónde más me duele, donde más me dueles, donde más me duelen. En los buenos momentos.
Fueron tantos...
Y tirados por la borda.
A veces pienso que solo buscabas la ocasión perfecta para deshacerte de mí. Es el precio de una psique destructiva, sin embargo sé (vamos a olvidar, que también sabía que no me fallarías y fallé yo al saberlo) que me quisiste.
Simplemente te escribo.
Te amontono los borradores dónde ayer se amontonaron las cartas.
Las tristezas dónde amontonábamos alegrías.
Y la rabia como pobre sustituto de el cómo me hiciste sentir.
No sé que será de tu vida ahora mismo, a veces tengo que recordarme que ya no estás para mí, ni yo para ti, que ya no estamos. Para evitar preguntarte.
A veces. Y sólo a veces... me invade una profunda nostalgia y me gustaría pedirte que me escribieras. Que me lo contaras todo. Aunque sean cosas sin sentido.
¿Cómo estás?
¿Has sabido perdonarte?
¿Eres feliz?
¿Has encontrado a alguien con quien compartir la tristeza y la alegría?
¿Qué tal van tus planes de futuro?
¿Sigues queriéndome?
¿Piensas a veces, tanto como yo, o menos... no sé, en todo lo que fuimos y por lo que pasamos?
No sé que será de ti, sólo sé que en este mismo instante te estoy escribiendo y que renaces en mi memoria.
¿Que dirías si algún día te perdonara?
¿Y si me enseñas a perdonar?
¿Podremos ser las mismas?
¿Lograré olvidar que quién te falla una vez siempre lo vuelve a hacer?
¿Estarás ahí tan constante firme y fiel como mis ganas de abandonarlo todo y huir?
No lo sé.
Y la incertidumbre me mata.
Por una parte me gustaría que no me hubieses fallado, todavía no lo entiendes, no creo que nadie más aparte de yo misma logre entenderlo pero significabas tanto para mí que al fallarme inundaste el pecho de un vacío enorme, casi más grande que tu presencia, te fuiste, y te lo llevaste todo contigo, pero no sé cómo a veces reapareces, es lo único que vuelve, las ganas de salir a buscarte.
Y te voy a pedir una última cosa, a sabiendas de que ya no me lees (quién sabe, quizás si lo hagas) y a sabiendas de que no podrás hacer nada para cumplirlo porque esto es exactamente así y nadie podrá cambiarlo, te lo voy a pedir igual. Llévatelos.
Llévate los recuerdos.
Las buenas palabras.
Las promesas.
Las fotografías.
Todos los sitios a los que fuiste y a los que fui.
Llévate la de veces que pensé en ti al leer e incluso al escribir un poema.
Llévate las cartas.
Llévate todos los sitios a los que nunca pudimos ir.
Y todo lo que hicimos y lo que nunca pudimos hacer.
Llévate las ganas de ir a buscarte porque ya hace buena que te has ido.
Llévatelo todo, y ante todo, vete tú.
Porque me has herido, me has destruido y me has dejado sola cuando más te necesitaba, y por mucho que digan, por mucho que hablen, prometan y aconsejen me has fallado, y eso no podré olvidarlo.
Sé que somos humanos, y que tal y cómo los libros de autoayuda dicen hay que saber perdonar, y continuar. Eso se lo dejo a gente menos rencorosa. Sabías que si fallabas me perderías. Y me fallaste. Ahora sólo me limito a recordar, recordarte quizás. Recordarnos.
Espero que te vaya bien y que cuándo la vida coloque una persona la mitad de importante de lo que lo fui yo para ti no te acojones, prepares las maletas y huyas. Porque yo también lo he aprendido, que huyendo de quién te quiere no escapas de ti. A veces, y tómate esto como mi último consejo, hay que quedarse, quedarse y averiguar, averiguar que pasa. Y aprende a aceptar que la gente no se queda a tu lado por pedírselo, y que tampoco se irán (si de veras quieren estar) aunque les grites que se vayan, la gente que te quiere (quizás esa sólo sea yo) prefiere herirse antes de herirte. Por eso no huyas, acéptalo, que si están es porque quieren y olvídate de esas gilipolleces de 'por compromiso' que sólo te sirven para darle la vuelta a la llave de tu propia destrucción (e imaginación).
Att: Carla♥

2 comentarios:

  1. Me encanta. Perfecto, de verdad.
    Un abrazo, M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde la destrucción va escrito.
      Me alegro que te haya gustado :3

      Eliminar