18/10/13

'Dice que si no se droga. Dice que no siente nada.'

He llegado a una conclusión casi científica.
Fíjate que ese 'casi' para mi es un logro.
Ya sé de que está formado mi vacío.
Es un déficit. No es más que eso.
Todo lo que di hasta que no quedé.
El ser por otra persona y que cuando esa persona se largue dejar de ser.
Es fácil si te paras a pensarlo ahora que lo ves por escrito.
Pero la de noches de insomnio que me ha causado.
¿Qué somos?
¿Quiénes somos?
¿A quiénes engañamos con el 'todo va bien'?
¿Nos lo creeremos algún día?
¿Nos lo creerán?
Quizás ni les importe.
Lo que decía. Un déficit emocional.
Como lo de escribirle y que no responda.
Lo de no poder callar y que no tenga nada que decirte.
Lo de dar miradas casi de amistad a quien te mira con cara de odio.
Un déficit.
En el que las carencias no se cubren de caricias.
El vacío.
El eterno vacío.
El Marlboro no lo llena. El alcohol no se hace del todo responsable. Y si vas buscando ayuda en otras sustancias acabas recordando hasta las desgracias.
Y es que no hay persona que lo llene.
No hay música que lo arregle.
No queda nada que pueda llenarme.
Es un problema interno.
Y yo sola no puedo solucionarlo.
En fin. Que es un abismo dentro tuya. Es vacío. Y como gran antítesis: te llena.
En él están tus demonios.
Y tus sombras.
Las mentiras.
Las personas que te han abandonado.
Están las discusiones.
Y las palabras dichas en ellas.
Tu vacío te define. Y sabes que no debería ser así.
Pero esto es todo lo que hay. Ruinas y cenizas.
Y un vacío que consume tus ganas de vivir.
Hasta las de respirar.
Quizás nosotros formemos nuestro vacío. Quizás el vacío nos forme a nosotros.
Quizás nosotros llenemos el vacío. O quizás el vacío nos llene a nosotros.
No sé. Ya no lo distingo. Yo soy mi vacío. Y mi vacío es yo.
Att: Carla♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario